Quiste de Baker

Quiste de Baker

por Dr. Michael Marsalli Traumatólogo, Santiago, Chile

¿ Qué es el Quiste de Baker?

El Quiste de Baker, o también conocido como quiste poplíteo (por la ubicación que ocupa en la rodilla), es un quiste formado por la extravasación de líquido sinovial (líquido normal que nutre y lubrica el cartílago artícular) que se produce dentro de la rodilla. Este líquido escapa hacia la región posterior de la rodilla formando un aumento de volumen, que a veces se hace palpable por el paciente.

¿ Por qué se produce el Quiste de Baker?

El Quiste de Baker se puede producir por un aumento de la producción del líquido sinovial o por algún daño en la cápsula articular en envuelve la rodilla que permite que el líquido salga . El aumento de la producción del líquido sinovial aumenta la presión dentro de la rodilla hasta que encuentra algún punto de escape, acumulándose fuera de la cavidad articular. El líquido articular aumenta como respuesta a lesiones dentro de la cavidad articular, como por ejemplo: lesiones meniscales, lesiones osteocondrales, artrosis de rodilla, etc.

¿Cuáles son los síntomas?

En la mayoría de los casos los quistes no producen síntomas y representan un hallazgo en algún examen como la resonancia magnética. Por lo general los síntomas de la rodilla van a ser debido a la lesión asociada que está produciendo el aumento de líquido sinovial. En algunos casos el tamaño del quiste puede manifestarse como un aumento de volumen blando en la parte posterior de la rodilla que puede producir algunas molestias. En una minoría de los casos, este quiste se puede romper produciendo que el líquido baje hacia la pierna produciendo dolor y signos inflamatorios importantes.

¿Qué examen se necesita?

El mejor examen para evaluar un Quiste de Baker es la resonancia magnética de rodilla. En general, este examen va a ser solicitado por la sospecha de otra lesión en la rodilla que esté produciendo los síntomas principales. Con este examen, se puede evaluar la ubicación, el tamaño y las lesiones asociadas.

¿Cuál es el tratamiento?

Generalmente el tratamiento va a estar enfocado a las lesiones asociadas. En la mayoría de los casos no es necesario un tratamiento específico para el quiste y simplemente se puede observar su evolución en el tiempo. Es necesario corregir el problema que está causando el aumento de la producción del líquido sinovial para disminuir los síntomas. Cuando el quiste produce síntomas, se puede intentar drenar (aspirar) o eventualmente extirpar de forma quirúrgica. Dependiendo del tamaño, se puede extirpar mediante una artroscopía de rodilla o con cirugía abierta si es de un tamaño mayor.

por Dr. Michael Marsalli Traumatólogo, Santiago, Chile

¡Comparte tus dudas con nosotros!